viernes, 1 de octubre de 2010

Candados en el rio


Desde hace algún tiempo, bastante, veo que la barandilla del puente, se llena de candados.
Son enamorados, que sellan su amor colocando un candado y tirando las llaves al rio, a mi me parece bien que se amen, pero que no perjudiquen la calidad del agua. Todos hemos tirado algo al rio pensando que así desaparece, pero no, solo queda oculto bajo las aguas. Recuerdo, pescando de crío, que comenzamos a ver los amigos y yo, como bajaban gaticos, medio sumergidos y engordados por el agua consumida, pensamos rapidamente en meternos en el agua y salvarlos, estaban tan llenos de agua que parecian una pelota pero vivos. Al desalmado que los tiró no le tengo ningún aprecio, nunca supe quién fué, mejor no saberlo, recogimos las cañas y nos fuimos.
Tal vez esa llave que cae al agua desde el puente con no se que propósito, tenga otra intención, hacer desaparecer los recuerdos anteriores, porque los siguientes, si el candado sigue ahi y lo respeta la cizalla de las brigadas municipales, será de un candado sucio, roido, y pegado a otros desequilibrios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar lo que no voy a tolerar de ninguna manera es el spam.