miércoles, 1 de junio de 2011

¿Estamos todos?

Quiero hacer una reflexión sobre todo lo ocurrido en estos días de mayo tan ajetreados para muchos ciudadanos, lo que comenzó como una manifestación para pedir, exigir a los políticos, que no nos engañen, se ha convertido en una riña de colegio, sin contrincantes a no ser por los antidisturbios, puesto que ellos, los políticos, apenas han dicho esta boca es mía, no les interesa. Si alguno lo hiciera lo acusarían enseguida de quererse aprovechar de las acampadas, de pedir votos para su partido, de minar el espíritu 15M.
El enemigo ha entrado en casa, y le hemos dado la mano y recibido con presentes. Cuando se luchó contra la dictadura de Franco la gente se constituia en asambleas clandestinas, muy clandestinas porque aquello significaba cárcel si te pillaban, hoy las reuniones se hacen a la vista de todo el mundo y por megafonía. Las cosas han cambiado, son esos hijos de aquellos padres que lucharon por un futuro mejor los que dicen ahora que no está bien, que aquello fué un no luchar y que si el dictador no hubiera muerto seguiríamos igual.
Bien, esos hijos que serán el espíritu de los que vengan le darán una educación a los suyos basada en lo que la ministra y el consejo cultural mande, claro está, pero eso no quiere decir que sea la mejor educación, quiere decir que si a ti te han dado, tú vas a dar más y más fuerte o eso han entendido algunos. Me río yo de la educación que me dieron en casa, epoca franquista, si no hubiera salido a la calle a defender lo que quería en esos momentos tan delicados ahora seguramente estaría convertido en un funcionario de carrera o en astronauta, pero eso no es lo que yo quería, es lo que querían mis padres que siempre quieren lo mejor para sus hijos, anteponiendo todo lo demás.
Las asambleas se han convertido en un mar de propuestas, cada uno aporta la suya, pero nadie hace nada, En Islandia se hizo una votación y ganó el pueblo. En España se celebran unas municipales y gana el PP casi por mayoría, ¿es esto luchar?.
La juventud de ahora no vota, no vota porque no cree en el sistema, porque está corrupto y sólo defiende a los que más tienen, porque no representa a la sociedad, porque estamos estancados en ese sistema.
Claro, asi nos va, y más mal que nos va a ir sino les damos fuerte donde les duele que es en sus propias bases. No hay mas que darse una vuelta por ciertas zonas de Zaragoza, Madrid o Valencia para darse cuenta de qué son las castas en España y dónde vive el rico y dónde el pobre.
Lxs acampadxs, cansados ya de tanto mareo han sabido enfrentarse a la lluvia, al frío, a los elementos, pero con quien no van a poder y esto lo proclamo a los cuatro vientos, es con sus padres.
¡Acampadxs! vuestro enemigo lo teneis en casa, empezad desde la base, traed a vuestros padres a las asambleas del brazo, estaremos encantados de escucharlos, que piensan de vosotros, que piensan de la sociedad actual, que piensan de la acampada......mientras tanto, sabed que teneis el enemigo en casa.
Y quiero recordar que la revolución se hace entre todos y en esta acampada de Zaragoza solo veo pernoctar a chavalxs que están diviertiéndose, pero que no llevan un frente común.
¿Que esperan de....? eso lo contestarán ellos en un futuro cuando se lo pregunten sus hijos y como yo, ahora les diga...nada hijo, nada.



Puedes seguir el hilo de la acampada en Zaragoza en la dirección web
http://www.acampadazgz.org/ casi, en directo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar lo que no voy a tolerar de ninguna manera es el spam.