miércoles, 11 de noviembre de 2009

Zeta de Zaragoza


Abrígate,! deja de pasar frío!... y quémate dentro de nuestros ataúdes. Los tenemos a medida de cada cliente, fabricados en materiales nobles para que usted palpe su calidad ¡incluso después de muerto!.
Será la envidia de sus amigos y de sus vecinos de nicho, pero ellos ya no podrán disfrutarlo, apresúrense, ¡quedan pocas unidades!


Esto, que parece el texto de un anuncio, se ha convertido en la bíblia del publicista, él, dicta el sermón y los mortales acatamos con alabanzas, acudimos en masa a las funerarias pidiendo presupuesto para nuestras medidas. Otro ejemplo: navegue con nosotros por mares de ensueño, disfrutará cada brisa de la proa de nuestro galeón, sin importarle nada el motivo de su viaje, olvidará por unos momentos a sus seres queridos, aunque a mas de uno, lanzaría por la borda. Y otro más: ¡Acuérdate de comprar lotería!. Deja de pensar que no toca y gástate todo el dinero, seguro que cuando se te acabe si tendrás motivo para no hacerlo.
Si este texto lo acompañamos de París Hilton probablemente tengamos muchas visitas, pero ni venderemos ataúdes ni nos iremos de crucero por el mediterráneo y pienso sinceramente que ella, nos hace pensar que podemos ser ricos, pero estoy seguro que no ha sido jugando al azar.
Anímate, invéntate un reclamo chulo. ¡Desnuda tus intenciones!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar lo que no voy a tolerar de ninguna manera es el spam.